fbpx

Tabla de contenido

RETOS DE LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL EN LA POSTPANDEMIA

En el contexto del grupo de empresarios afiliados o no a Fenalco, es fundamental el desarrollo de una metodología para sortear los retos de la transformación digital luego de la “culminación” de la pandemia del COVID 19, que nos proporcione insumos para la identificación, estructuración y evaluación de la transformación digital y la economía circular. Esta es la razón, que necesitemos una guía que nos defina los conceptos más importantes a nivel metodológico y nos dé pautas para la correcta implementación.

La metodología y la transformación digital

Así, la transformación digital y sus metodologías ágiles apuestan por una transformación y evolución de las organizaciones en un entorno global, permitiendo adaptar la forma de trabajo a las condiciones del nuevo negocio, consiguiendo flexibilidad e inmediatez en la respuesta para amoldar los nuevos negocios.

El proceso de transformación digital

La Transformación Digital es el proceso por el cual las organizaciones o empresas reorganizan sus métodos de trabajo y estrategias en general, para obtener más beneficios gracias a la digitalización de procesos y a la implementación dinámica de las nuevas tecnologías y a su vez la economía circular se basa en tecnologías que se están desarrollando actualmente o se desarrollarán en los próximos cinco a diez años, y que alterarán sustancialmente el entorno empresarial y social.

Te puede interesar

Incluye: información, comunicación inalámbrica de datos, comunicación hombre a máquina, impresión bajo demanda, biotecnologías y robótica avanzada entre otros” cabe resaltar que la tecnología se define como emergente cuando causa un cambio radical en los negocios, la industria o la sociedad.

Así las cosas, esta metodología se desarrolla en 3 sencillos pasos: construir, medir y aprender, esto permite mejorar paulatinamente la experiencia del cliente final, así:

Construir:

En esta etapa inicial hay que transferir una idea inicial, es decir, se debe obtener el denominado Mínimo Producto Viable (MPV) o prototipo que contenga las funciones básicas definidas.

Medir:

Las herramientas de medición son indispensable para conocer el funcionamiento de un proyecto. En este sentido en primer lugar es necesario conocer con que recursos cuenta la organización, lo segundo, realizar un análisis de producto y la opinión de los consumidores finales. Para esta labor existen las denominadas” métricas piratas”, las principales son: Adquisición (nuevo consumidor), activación (un consumidor que se registra y utiliza el producto final), retención (el consumidor que usa nuevamente el producto final), referencia (el cliente recomienda el producto con otro) e ingresos (el consumidor paga).

Aprender:

La organización recoge resultados, analiza y aprende de ellos, después de este proceso, se repite el ciclo nuevamente.

Diego Alejandro Gutiérrez Montilla.

Candidato a Doctor en Calidad: Magíster en Gestión de Tecnologías de la Información, Posee una Maestría en Planeación Estratégica; es especialista en Sistemas de Información y Gerencia de Documentos; y como profesión base, Administrador de Empresas.

Más recientes

Abrir chat
¿Nesecitas ayuda?
bi2vi
Hola
¿En qué podemos ayudarte?